ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • EDUCACIÓN

    Obama insta al Congreso a preservar los préstamos con bajos intereses en julio

    04 de mayo de 2012

    Washington, 4 may (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, instó hoy al Congreso a que preservar los préstamos estudiantiles "Stafford" con una baja tasa de interés a partir de julio próximo, al argumentar que la educación universitaria no es un lujo sino "un imperativo económico".

    "La educación superior no puede ser un lujo. Es un imperativo económico que todo estadounidense debería poder costearse", dijo Obama durante un discurso en la escuela secundaria Washington-Lee, en Arlington (Virginia).

    El mandatario estadounidense, que antes del discurso lideró un diálogo con padres y estudiantes de último año de secundaria, reiteró su conocido mantra de que el fomento de una educación de calidad es "lo más importante" para la economía.

    Una mejora en la economía conlleva, a su vez, la contratación de los mejores maestros, un mayor énfasis en matemáticas y ciencias, y la capacitación de más estadounidenses para responder a las necesidades del mercado laboral, señaló Obama.

    Por ello, la clase media de EE.UU. no puede quedar excluida del acceso a la educación universitaria por culpa de sus altos costos, agregó.

    En ese sentido, Obama pidió que los propios jóvenes "envíen un mensaje" al Congreso, a través de la red social Twitter, para impedir un alza en las tasas de interés de esos préstamos.

    Según la Casa Blanca, el mandatario tiene previsto realizar una conferencia telefónica el próximo lunes con líderes políticos y representantes de cuerpos estudiantiles en todo el país para analizar el panorama actual de los préstamos.

    Si el Congreso no aprueba una prórroga, las tasas de interés en los préstamos "Stafford" se duplicarán del 3,4 % -donde se ubican desde 2007- al 6,8 % a partir del próximo 1 de julio.

    Eso significa que los universitarios acumularían una deuda adicional de mil dólares cada año en concepto del aumento en los intereses.

    El Senado de EE.UU. debatirá y someterá a votación la próxima semana su propia medida para extender un año los préstamos "Stafford" a una tasa de interés del 3,4 %.

    La Cámara de Representantes aprobó la prórroga el pasado 27 de abril, pero ese voto augura un enfrentamiento con la Casa Blanca porque la medida, según recordó hoy Obama, elimina un fondo de salud preventiva dirigido a las mujeres y creado bajo la reforma sanitaria de 2010.

    "Eso no está bien. No deberíamos tener que escoger entre el cuidado de salud preventiva para las mujeres y que los jóvenes mantengan sus préstamos con bajos intereses", argumentó Obama, interrumpido varias veces por aplausos.

    La prórroga de la medida le costará al Gobierno federal unos 6.000 millones de dólares, según la Oficina de Presupuesto del Congreso.

    En el Senado, la minoría republicana se opone a la medida demócrata porque ésta elevaría los impuestos a la nómina de ciertos empresarios con altos ingresos.

    En EE.UU., unos 7,4 millones de universitarios de medianos y bajos ingresos, entre ellos 986.494 hispanos, dependen de los préstamos "Stafford", subsidiados por el Gobierno federal.

    En la actualidad, el estudiante promedio que solicita préstamos no sólo logra un diploma universitario, sino que también sale con una deuda de unos 25.000 dólares. Se calcula que los estadounidenses ahora deben más en préstamos estudiantiles que en sus tarjetas de crédito.

    El propio Obama se puso de ejemplo al reiterar que él y la primera dama, Michelle, se graduaron de la universidad con una "camionada de deudas por préstamos estudiantiles... que terminamos de pagar alrededor de hace ocho años".

    Para Obama, el facilitar el acceso a la enseñanza superior es una tarea que deben compartir las universidades al impedir un alza en las matrículas; el Congreso, mediante incentivos para aquellas instituciones que controlan sus costos, y los gobiernos estatales, al incrementar el presupuesto para la educación universitaria.

    Obama visitó esta secundaria, con una alta diversidad étnica y entre las 100 mejores de la nación, en unos momentos en que busca captar el voto de los jóvenes para lograr la reelección en noviembre próximo.

    El presidente ganó en Virginia en 2008 y quiere repetir esa victoria en ese estado clave en los comicios de noviembre próximo.

    Obama regresará mañana a Virginia, normalmente un bastión republicano, para uno de los dos mítines con los que abrirá oficialmente su campaña electoral.

Bookmark and Share